Soluziono [ servicios editoriales ]

Busca título, autor, isbn...

[AVANZADO] [BUSCAR]
[CESTA]
"El verdadero poder es el servicio", papa Francisco
[CERRAR]
[VOLVER A RESULTADOS]         

La calle de la reina Ester

La calle de la reina Ester

Título: La calle de la reina Ester

Autor: Julio Martínez Mesanza

ISBN: 9788432148743

Editorial: Rialp

Colección: Literatura

Disponibilidad: INMEDIATA

EAN: 9788432148743

Alto: 21,5 cm

Ancho: 14,5 cm

Peso: 0.262 kg

PVP: 15.00 €  Precio sin IVA: 14.42 €

Páginas: 188

Encuadernacion: Rústica

Fecha de publicación: 24/10/2017

Descripción:

?En Tel Aviv -dice el autor en su prólogo-, hay una calle llamada Esther HaMalka. En una de sus esquinas le di vueltas a un texto sobre la reina Ester... Ella fue la hermosura; después, una más del harén, y, después, otra vez la hermosura. De ahí, de esa doble y, en el amor, milagrosa epifanía, nacieron preguntas que nunca llegué a responder?. Este pequeño volumen, personalísimo, tiene el valor de la primera prosa, de aquella que no se escribe para ser publicada. En ella nos asomamos a lecturas muy selectas, meditadas y analizadas con sensibilidad y sencillez, y a sugerentes reflexiones sobre la composición poética, la literatura, la escritura, el hombre: por sus páginas discurren Lucrecio, Dante, Petrarca, Lope y Péguy, Livio, san Agustín, Pascal, Johnson o Chateaubriand, dejándonos un legado de valor inestimable.Julio Martínez Mesanza (Madrid, 1955) es filólogo y uno de los grandes poetas de nuestro tiempo. Ha traducido, entre otros, a Dante y a Sannazaro. Su primer libro, Europa, es una reflexión acerca del valor y de los valores, de la tradición y del conflicto, que se enriquecerá con nuevas perspectivas en sus siguientes poemarios, Las trincheras y Entre el muro y el foso. Su último libro, Gloria (Colección Adonáis, Rialp), habla de la gracia, los dones que recibimos, la ingratitud y el mérito.

[COMPRAR EN LIBRERÍA][COMPRAR EN LIBRERÍA ONLINE]

Comparte esta página de Soluziono [ servicios editoriales ]
soluziono
Diseño por
ordena tu cabeza